Se entiende como artículo consumible aquellos que se van terminando por el uso, y que en determinado momento hay que cambiar. En el mundo de la informática existe una gran variedad de estos elementos que a la larga es necesario reemplazar para el correcto funcionamiento de los equipos de cómputo. En general, los más importantes son los que tienen que ver con las impresoras, fotocopiadoras, faxes, plóteres, etc, como tóner y cartuchos de tinta. Pero también hay otros elementos que están relacionados con el almacenamiento en el formato digital, como los CDs, los DVDs, las memorias físicas, discos duro, etc. De estos, en la actualidad se cuentan con una gran variedad de tamaños, capacidades y prestaciones.

Otro tipo de consumibles son los que tienen que ver con la energía de los propios equipos, como la pila de botón (para conservar configuraciones de fecha y hora en el sistema), las baterías, cargadores y cables.

Si quieres conocer más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: copyfix2010@gmail.com